Cómo distinguir si una prenda es de piel

Cómo distinguir si una prenda es de piel

Cómo distinguir si una prenda es de piel

 

La piel sigue siendo uno de los tejidos que más fuerza tienen a la hora de invertir algo de nuestro dinero en calidad. No es lo mismo comprar una prenda que nos durará, como mucho, dos años a una que puede hacerlo durante toda la vida.

Debemos tener cuidado a la hora de comprar artículos de piel en lugares en los que no estemos muy seguros o no sean una marca de prestigio, pueden darnos gato por liebre. Este será el primer paso para asegurarnos de que el artículo es de piel real y no polipiel, el ir a un lugar reconocido. El tacto es otro de los métodos que podemos utilizar para reconocer una prenda de piel legítima. Si el tacto es suave, liso y flexible es piel real. Si nos resulta rígida, es polipiel. La piel auténtica, al rascarla con las uñas, suelta unas partículas llamadas “flor de la piel”. La piel sintética no reacciona al roce de las uñas.

El olfato es otro de los grandes aliados para distinguir la piel de la polipiel. El olor de la piel suele ser inconfundible, aunque varía según si es un bolso, un cinturón o una chaqueta. La polipiel tiene su característico olor a plástico, aunque algunos productos llevan odorizantes para imitar el olor de la piel. Si queremos hacer la prueba definitiva, necesitamos un mechero. El fuego es la forma más efectiva que tenemos de identificar la piel y el plástico. Aunque esto no podemos hacerlo en una tienda o comercio, si tenemos prendas de piel en casa y queremos asegurarnos de su veracidad, podemos coger un mechero y acercarlo. Si la prenda se comienza a deformar es plástico. por el contrario, si la prenda sigue igual, tenemos piel auténtica. Esta prueba puede resultar un poco peligrosa, ya que si estamos ante plástico puede empezar a quemarse por completo.

 

Artículos Similares

Sin Comentarios

Deja tu comentario