Llevar barba: 5 razones para no hacerlo

Llevar barba: 5 razones para no hacerlo

Llevar barba: 5 razones para no hacerlo

 

La moda hispter fue la que impulsó que los hombres comenzaran a dejarse inmensas barbas que no conocían límite. Tras ella, llegó el hombre Lumbersexual, y con ella se afianzaron del todo.

A raíz de esto, muchas marcas comenzaron a sacar productos para mantenerlas y que estuviesen saludables. Pero no a todo el mundo le gustan ni a todo el mundo le quedan bien, aunque esto parece no verse o sentirse por la calle, ya que la mayoría de hombres que vemos tienen barba, más o menos grandes, pero las tienen.

Hoy os traemos algunos motivos, por si estáis dudando en dejárosla, por los que la barba no es una opción demasiado buena ni a tener en cuenta para muchos.

1. Dinero. Obviamente, si nos decidimos a tener una barba, esta no puede estar de cualquier manera. Lleva un mantenimiento, es como el que se deja el pelo largo. No se puede abandonar a su suerte, requiere un barbero, unos productos específicos, en definitiva, dinero que hay que gastar.

2. Tipo de barba. No todos los hombres gozan de una frondosa salud capilar en su cara, y dejarse una barba a medias no es nada atractivo. Si no queréis parecer adolescentes a los que les están floreciendo las hormonas, descartad l barba.

3. Aspecto a los demás. Muchos, debido a la forma del pelo de la barba y a que los hombres ya llevaban tiempo sin utilizarla tan grande, la siguen asociando con gente descuidada y que no se preocupa por su aspecto físico. Esto es más un problema suyo que del que la lleva, pero es sólo otro punto de vista.

4. Profesión. Al igual que pasa con tatuajes y piercings, las barbas no tienen cabida en todos los centros de trabajo. Aquellos en los que se está de cara al público, a menos que seamos nuestros propios jefes, no verán con buenos ojos una barba que no sea la de 3 días, y bien arreglada claro está. Aquí se introduce un poco el aspecto número 3.

5. No apta para todos. Aunque la barba sea un símbolo de masculinidad y sea algo propio de hombres, no a todos les sienta bien. La forma de la cara, el pelo, los ojos, y la cantidad de pelo que haya intervienen en que una barba siente mejor o peor. Por eso, hay que ser realistas y saber reconocer que puede que no nos siente mejor una barba que un afeitado.

Sin Comentarios

Deja tu comentario