Remedios caseros para luchar contra el acné

Remedios caseros para luchar contra el acné

Remedios caseros para luchar contra el acné

 

El acné es uno de los problemas de piel más frecuente entre los adolescentes y suele desaparecer una vez se ha superado esta etapa, pero mucha gente sigue padeciéndolo en la edad adulta. El acné se manifiesta en nuestro cuerpo en forma de espinillas, granos y puntos negros y está causado por una infección de la piel como consecuencia del cambio en las glándulas cebáceas. Cierto es que si el acné se presenta de forma continua, no encontraremos un remedio que lo elimine de inmediato, aunque sabemos lo desesperante que puede llegar a ser. Mucha gente se desespera y además de afectar a su piel, el acné también pasa a afectar a su autoestima, algo contra lo que hay que luchar. Hoy os vamos a dejar algunos remedios caseros para que podáis plantarle cara a los granos.

Bicarbonato de sodio.

El bicarbonato exfolia nuestra piel y elimina las células muertas. También se encarga de equilibrar el pH y tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con dos de agua y repartirlo por la zona en la que tenemos acné. Retirar después de cinco minutos.

Vinagre de sidra

EL vinagre de manzana también equilibra el pH de la piel y elimina las bacterias que pueden estar causando el acné. Además, el vinagre de sidra es un gran astringente, lo que significa que elimina el exceso de grasa de la piel. Debe utilizarse con cuidado ya que un exceso puede hacer que nuestra piel acabe muy seca. Mezclaremos una cucharadita de vinagre de sidra con tres de agua. Con ayuda de un algodón o bastoncillo lo aplicamos donde deseamos y lo dejamos actuar toda la noche. Por la mañana lo aclaramos con agua.

El té verde

Un estudio reciente ha demostrado que aplicar té verde desde el exterior ayuda a reducir la producción de sebo. Sólo deberemos colocar hojas de té verde o una bolsa preparada en u cuenco limpio y añadir agua hirviendo. Lo dejamos 5 minutos y lo colamos para que solo quede el agua. Cuando se haya enfriado lo repartimos con ayuda de un algodón por la zona afectada.

Sin Comentarios

Deja tu comentario