La manicura masculina también existe

La manicura masculina también existe

La manicura masculina también existe

 

Los tratamientos de belleza ya no son cosa sólo de ellas. La cultura del cuidado personal ha hecho un hueco y ha especializado aspectos que antes eran sólo para ellas para adaptarlos a las necesidades de los hombres.

La manicura masculina es un tratamiento que, hace años, nadie creía que pudiera existir. Los hombres eran demasiado “machos” como para cuidarse, eso era de mujeres (por no decir otra palabra). La mayoría de centros de estética y especializados en diseños de uñas ofrecen ya un tipo de manicura adaptada para el hombre. La principal diferencia que encontramos entre la manicura de hombres y mujeres es el tiempo que se tarda en realizarla en cada caso.

Mientras que la manicura de las mujeres puede durar entre media hora o más de una hora, la de los hombres es mucho más “exprés” y no suele superar los 20 minutos, o incluso menos. Otro aspecto que las diferencia es el toque final que se le da a cada una. En las uñas de las mujeres suele aplicarse una capa de esmaltado al acabar para darle brillo y conseguir que duren más, y en la de los hombres no se aplica esta técnica (a menos que se pida). En su caso, suelen aplicarse productos para fortalecer la uña y evitar que se rompa o aparezcan grietas.

Otra diferencia que podemos encontrar es la variedad. Pocos hombres veremos con dibujos en sus uñas o estilo francés, por ejemplo. La manicura masculina es muy simple, y sólo trata el aspecto, que se vea una uña limpia y que tenga el tamaño correcto. Llega a ser tan básica que un hombre puede acabar haciéndosela él mismo en casa en tan solo unos minutos, sobre todo si se lleva un control permanente para evitar que pierda forma y fuerza.

Sin Comentarios

Deja tu comentario