Poker, un juego para ellos y ellas

Poker, un juego para ellos y ellas

Este es un post original de: El blog del Hombre

Históricamente el poker y los juegos de cartas en general han sido practicados, mayoritariamente, por hombres. Cuando el lugar habitual para desplegar las cartas sobre el tapete eran las mesas de los bares o los casinos, lo habitual era ver, en su mayoría, a hombres.

Esta es la razón, por ejemplo, del desarrollo del strip poker. Que nació con los primeros videojuegos y se ha ido amoldando al paso del tiempo. Y, como no podía ser de otra manera, también ha aparecido en el juego online. Otro de los ejemplos que muestran que, de toda la vida, el poker se ha considerado un juego de hombres, es que los habituales complementos para amantes de este juego son para chicos. Entre ellos podemos destacar algunos modelos de reloj con motivos de poker que hacen las delicias de los más aficionados.

Sin embargo, quizás por la proliferación de las páginas en la red que permiten jugar al poker en internet, son cada vez más las mujeres que están comenzando a demostrar sus habilidades con las cartas. Un estudio realizado en Gran Bretaña demuestra que las mujeres se están aficionando, cada vez más, a este juego.

Es posible también que su afición venga desde hace muchos años, al igual que la de los hombres, sin embargo, el hecho de la imagen, del qué dirán, hacía que muchas de ellas evitaran jugar al poker a la vista de curiosos y machistas en cualquier bar o casino. Una vez despojadas de estas cadenas, las mujeres están cada vez más presentes en las partidas de poker, ya sean físicas o virtuales.

Volviendo al estudio, una empresa británica estableció que, desde el 2007, el número de mujeres que juegan ha crecido sobremanera, las cifras no dejan lugar a dudas, de todos los que juegan en internet, el 48,38% son mujeres.

En definitiva, que parece que el poker es cada vez menos un coto cerrado de hombres y que, al igual que en otras aficiones típicamente masculinas, las mujeres conquistan terreno.


El blog del Hombre

Sin Comentarios

Deja tu comentario